Las trampas del alquiler de habitaciones en España: Isabel Calero da su opinión en La Vanguardia